Call: 720-848-3937   |   Connect:

Hablar en lenguas

Cómo el Banco de Ojos, Rocky Mountain Lions Eye Bank, se mantiene a flote en un mar de idiomas


March 7, 2019

Se hablan 350 idiomas en los Estados Unidos, según el Departamento de Censos de los Estados Unidos. De hecho, el 20 por ciento de las personas en los Estados Unidos hablan otro idioma además de inglés en su hogar. Para una organización como el banco de ojos, Rocky Mountain Lions Eye Bank, esto significa estar preparado para cualquier cosa.

 "La muerte eventualmente afecta a todos", explicó Robert Austin, gerente de relaciones públicas y profesionales del banco de ojos, "y eso significa que debemos estar preparados para comunicarnos con la familia de un donante de ojos en el idioma con el cual se sienta más cómoda. La naturaleza misma de nuestro trabajo nos puede poner en contacto con casi cualquier persona, en cualquier lugar". 

Como banco internacional de ojos, es incluso posible que una córnea donada pueda ser trasplantada en cualquier parte del mundo. Desde su creación en 1982, Rocky Mountain Lions Eye Bank ha colocado trasplantes de córneas en más de 30 países diferentes. 

Entonces, ¿cómo una organización como ésta maneja múltiples idiomas? Obtiene ayuda de expertos.

"Nuestro servicio de interpretación telefónica nos ofrece acceso a intérpretes en más de 200 idiomas en menos de un minuto", dijo Austin. Cuando se trata de comunicación escrita, el banco de ojos utiliza una variedad de servicios, dependiendo del contexto de lo que se necesite traducir. 

"Si tenemos una carta escrita por un receptor de trasplante en Japón dirigida a la familia de su donante en Wyoming", dijo Austin, "entonces usamos un servicio generalizado con un tiempo de entrega rápido". Sin embargo, para documentos técnicos destinados a funcionarios de aduanas o que estén llenos de términos oftalmológicos, el banco de ojos recurre a servicios de traducción que poseen expertos en esos temas. Algunos servicios también tienen medidas de calidad rigurosas listas para garantizar la precisión en documentos regulados. 

Sin embargo, a pesar de su capacidad de responder rápidamente en casi cualquier idioma, solo recientemente el banco de ojos logró ofrecer contenido en español en su sitio web. El español es el segundo idioma más hablado en los Estados Unidos y Austin dijo que el cambio ha tardado mucho en llegar. "Es algo por lo que simplemente nos demoramos demasiado tiempo", admite Austin. “Siempre hemos tenido recursos disponibles para los hispanohablantes. Por ejemplo, tenemos miembros del personal que hablan español. Tenemos recursos materiales en español para las familias de los donantes de ojos y para los receptores de trasplantes. Normalmente traducimos cartas entre las familias de los donantes y los receptores de trasplantes sin costo alguno". Sin embargo, lo que el banco de ojos no tenía era todo eso en un lugar accesible sin tener que pasar por el departamento de relaciones públicas. 

Entonces, cuando el banco de ojos comenzó a rediseñar su sitio web el otoño pasado, parte de ese diseño incluyó contenido en español. "Esperamos hasta reconstruir el sitio web para poder pensar en el contenido en español de una manera considerada, en lugar de solo insertarlo en el lugar que se pudiera". Como resultado, los hispanohablantes ahora tienen acceso a la misma información y recursos en el sitio web del banco de ojos que los angloparlantes. 

"Nuestro objetivo", dijo Austin, "es asegurarnos de que nos estamos comunicando de manera efectiva, considerada, precisa y con sensibilidad cultural con todas las personas en las que confiamos para cumplir nuestra misión".  Eso es cierto, sin importar en qué lugar del mundo se encuentren o qué idioma hablen. 

 

Go Back