Call: 720-848-3937   |   Connect:

Seguridad de los tejidos

Seguridad de los tejidos


A todos los receptores de trasplantes les preocupa la seguridad. Rocky Mountain Lions Eye Bank y su cirujano también tienen esa preocupación. Juntos, toman muchas medidas para garantizar que el trasplante sea lo más seguro posible.

La seguridad de los tejidos está regulada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) y la Eye Bank Association of America. Ambos organismos inspeccionan periódicamente el banco de ojos para verificar que cumpla con las normas médicas y de seguridad. Además, dos directores médicos que son especialistas en córnea supervisan el banco de ojos.

Tomamos varias medidas para garantizar la seguridad de los tejidos donados:

En primer lugar, nuestros técnicos en obtención realizan una evaluación exhaustiva de la historia clínica del donante. Con esa medida se garantiza la seguridad porque se descarta cualquier enfermedad posiblemente dañina.

En segundo lugar, los coordinadores de obtención entrevistan a los familiares directos del donante para averiguar detalles de los antecedentes médicos y sociales del donante. A menudo, los seres queridos del donante aportan información adicional que tal vez no figure en la historia clínica, lo cual añade otro nivel de seguridad.

En tercer lugar, realizamos varios análisis con la sangre del donante para detectar enfermedades contagiosas, como por ejemplo VIH, hepatitis B, hepatitis C, sífilis y HTLV I/II. Para que el trasplante sea posible, todos esos análisis deben dar resultados negativos.

Por último, los coordinadores también evalúan las córneas donadas con dos potentes microscopios. Esos microscopios permiten que el coordinador analice el estado general de la córnea donada y cuente la cantidad de células endoteliales presentes. Esas células son fundamentales para el éxito del trasplante. Todas las córneas deben cumplir con rigurosas normas médicas y físicas a fin de poder ofrecérselas a los cirujanos para realizar trasplantes.

Al seleccionar una córnea apta para su caso, se tendrán en cuenta muchos criterios, como su edad, su diagnóstico y el tiempo que lleva en la lista de espera. Otros factores que se consideran son la edad del donante, el recuento de células de la córnea y el estado general y el tamaño de la córnea. Por lo general, entre su edad y la del donante habrá una diferencia menor de diez años. No es necesario que el grupo sanguíneo y el tipo de tejido coincidan para poder realizar un trasplante de córnea con éxito.

En última instancia, el cirujano decidirá si la córnea donada es apta para su caso, pero usted puede tener la tranquilidad de saber que se han implementado las medidas de seguridad más rigurosas para proteger el proceso del trasplante.